7/01/2006

El hombre de Nagoya

'Para nosotros, un sol no es un sol si no es radiante, y una primavera no es una primavera si no es límpida. Aquí, colocar adjetivos sería tan grosero como dejar las etiquetas con el precio en las compras. La poesía japonesa nunca modifica. Hay una forma de decir barca, roca, bruma, rana, cuervo, granizo, garza, crisantemo, que incluye todo.

Los períodicos han narrado recientemente la historia de un hombre de Nagoya. La mujer que amaba murió el año pasado y él se sumergió en el trabajo a la japonesa, como un loco. Parece ser que hasta hizo un importante descubrimiento en el campo de la electrónica. Y entonces, en el mes de mayo, se suicidó. Dicen que no podía soportar oir más la palabra "primavera".'

Oído en Sans Soleil (1983), de Chris Marker.

Comments:
No es pura coincidencia desde luego que me acerque a tu blog a comentar (sin tildes ni enhes) "El hombre de Nagoya" que para mi da la medida del poder creador, pero tambien destructor, de las palabras.

En fin, yo lo que queria, como tantas otras veces, era pasarme por tu casa a fisgar por tus libros, discos y peliculas, jugando a la pelota en los descansos, que no todo va a ser trabajo.

Y mandarte un abrazo.
Quedo a la espera de mas.
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?